Las cooperativas agrarias resaltan la necesidad de eliminar restos vegetales de forma controlada

Las cooperativas agrarias resaltan la necesidad de eliminar restos vegetales de forma controlada

Consideran necesaria que una normativa que regule de forma adecuada una buena práctica agrícola

Desde la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) consideran que la eliminación de restos vegetales de forma controlada “es un sistema clave en la prevención y eliminación de plagas”.
Junto a ello, denuncian que la trituración de restos de poda “no acaba con ciertos hongos que afectan a los cultivos. Es el caso de los hongos que están sufriendo los almendros a causa de la excesiva humedad producida por las abundantes lluvias que se han producido este año”.
Asimismo, recuerdan que llevar a cabo el transporte de dichos restos para su triturado en otro lugar “no resulta sostenible desde el punto de vista medioambiental, ya que supone un gasto de transporte y combustible adicional”.
Además, consideran que la regulación de estos restos “no puede hacerse de forma generalizada, ya que es necesario tratar la realidad y las características de cada zona, ya que las quemas se suelen realizar en áreas aisladas del campo y no en las cercanías de los cascos urbanos, lo cual hace no implique en absoluto ningún perjuicio para la salud pública”.
Todo ello, “debería estar contemplado en los protocolos de actuación (orografía, proximidad urbana)”, remarcan.
Desde Fecoam recuerdan también que “el valor medioambiental de dichos restos no solo se reduce al control de plagas, sino que, en el caso de arbolado, el CO2 producido en las quemas, es menor que la cantidad que el propio arbolado absorbe con la función foliar, funcionando como un filtro”.
En contraste con este filtrado, “la emisión de CO2 producida por un tractor triturando los restos de poda durante aproximadamente una hora por hectárea, es mucho más contaminante y mucho menos sostenible”.

Compartir noticia

Últimas noticias