COOP-PROMETI2, mayor competitividad empresarial a través del cooperativismo

COOP-PROMETI2, mayor competitividad empresarial a través del cooperativismo

Fecoam impulsa diferentes iniciativas dentro del proyecto impulsado por CEPES

El objetivo del proyecto es “generar mayor fortaleza empresarial, facilitar la  profesionalización de los cuadros de personal de la empresas, mejorar la seguridad y estabilidad de los puestos de trabajo existentes, favorecer el reclutamiento de los mejores profesionales, la retención de talentos, ofreciéndoles posibilidades de desarrollo de sus carreras profesionales”, explican.

Asimismo, se centra en la creación de nuevos puestos de trabajo, la integración de personas con discapacidad en el mercado laboral, el acceso a actividades de formación para el desarrollo de nuevas habilidades y reciclaje de conocimientos, así como el acceso a mejoras tecnológicas que favorezcan las condiciones de seguridad y salud laboral.

Desarrollo sostenible e innovación

Según explican los responsables del proyecto, “el asesoramiento en la implantación de las estrategias de mejora de la competitividad del proyecto incide de manera directa en su sostenibilidad medioambiental y facilita la futura implantación de sistemas de calidad relacionados con el Medio Ambiente: ISO 14001, EMAS, etc”.

Junto a ello, subrayan que “los planes de igualdad y RSC también contribuyen a la sostenibilidad, no solo de la empresa, sino también de la población rural. Las sinergias creadas en proceso de integración permiten optimizar procesos industriales de transformación, reducir inversiones, gestionar de manera más eficiente las compras/ventas y favorecer la sostenibilidad medioambiental”.

Cooperativismo regional

Uno de los aspectos destacados de la Economía Social es la existencia de empresas de todos los tamaños, desde microempresas o pymes hasta grandes corporaciones empresariales de carácter multinacional, que operan en todos los sectores de actividad.

En cuanto a los datos del sector de la Economía Social en la Región, el cooperativismo agrario es especialmente relevante, donde se produce una comercialización conjunta de la producción agraria, así como los servicios y productos necesarios para la misma.

En la Región existen 96 cooperativas agrarias el 3,8% del total nacional que generan el 3.9% de la facturación de las cooperativas agrarias nacionales, con una facturación total de 824.925.498 euros que representa un 5.4% del total de cifra de negocio en España y 5.645 empleos directos, lo que supone un 8.8% del empleo total generado en España, y un volumen de 13.189 socios.

En cuanto a las fases del proyecto, la primera etapa está destinada a la difusión mediante reuniones y talleres del proyecto y a la realización de un diagnóstico de la situación de cada entidad en particular.

Después, en la segunda etapa se realiza una selección de las entidades que estén interesadas en participar activamente en el proyecto, y que necesiten una ayuda para ser más competitivas y, por último, una vez identificadas aquellas Cooperativas/SAT, la tercera etapa va orientada a la implantación de las estrategias necesarias en cada caso particular, orientadas a mejorar la competitividad.

ESTRATEGIAS DEL PROYECTO

1-MEJORA DE LA CALIDAD

Actualmente, el sector cooperativo agroalimentario presenta dificultades para acceder a servicios de implantación de buenas prácticas agrarias, calidad y seguridad alimentaria. Y las fuertes exigencias en temas relativos a la trazabilidad, calidad y la seguridad alimentaria, pueden obligar a las cooperativas a segmentar a sus socios.

Por tanto, se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas /SAT mediante el desarrollo de acciones de sistemas de seguridad alimentaria de los protocolos GLOBAL GAP, BRC, IFS, CoC, poniendo en marcha servicios de seguimiento y mejora de estos sistemas de gestión.

2-MEJORA MEDIOAMBIENTAL

Estrategias de mejora medioambiental: desarrollo de buenas prácticas medio ambientales.

Las cooperativas/SAT, por sus procesos productivos y sus servicios, consumen una gran cantidad de recursos naturales y además generan muchos residuos. Hoy en día, es importante implantar una política de cuidado del medio ambiente y de eficiencia energética en las cooperativas, para reducir sus consumos energéticos y realizar una buena gestión de sus residuos.

Sin embargo, el sector cooperativo agroalimentario presenta dificultades para acceder a servicios de implantación de buenas prácticas agrarias, medio ambiente y de eficiencia energética.

Por tanto, se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas /SAT mediante el desarrollo de acciones de mejora en sistemas de mejora medioambiental ISO 14001:2015.

3-MEJORA SOCIAL

Estrategias de mejora social: desarrollo de sistemas de gestión de buenas prácticas sociales.

El sector cooperativo presenta dificultades para poner en marcha buenas prácticas sociales y de gestión ética a los socios agricultores.

En consecuencia, se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas/SAT mediante el desarrollo de prácticas sociales en las explotaciones agrícolas que ayuden a nuestros productores a ser más competitivos y ofrezcan a los compradores una garantía diferenciadora adicional, como son los sistemas de gestión de buenas prácticas sociales del protocolo GRASP.

4-MEJORA LABORAL

Estrategias de mejora laboral: desarrollo de planes de salud y bienestar laboral.

El aumento de los problemas de salud de los trabajadores conlleva una disminución de la productividad y por tanto costes para las empresas. Hoy en día, las tendencias más actuales en el campo de la salud laboral se orientan a la promoción del bienestar laboral como factor de calidad del trabajo y la productividad de la empresa. Sin embargo, el sector cooperativo agroalimentario presenta dificultades para poner en marcha prácticas sociales relativas a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores.

Por tanto, se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas/SAT mediante la implantación un modelo de empresa saludable saludables que integre la mejora continua de la prevención de riesgos laborales, la promoción de la salud individual, la conciliación de la vida social y laboral y el desarrollo profesional de las personas.

5-MEJORA CORPORATIVA

Estrategias de mejora corporativa: desarrollo de planes de igualdad y de responsabilidad social corporativa (RSC).

Teniendo en cuenta las últimas modificaciones legislativas que han ampliado la obligación de implantación de los planes de igualdad, son muchas las cooperativas que encuentran dificultades en la elaboración de los planes de igualdad. Además, a día de hoy aun encontramos el sector cooperativo agroalimentario presenta escasa o nula implantación de políticas de igualdad y de responsabilidad social (RSC).

Por tanto se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas/SAT mediante la asistencia técnica en responsabilidad social corporativa con la realización de memorias RSC y realización de Planes de Igualdad, contribuyendo con ellas a la puesta en valor de los valores y principios cooperativos.

6-MEJORA DE LA INTEGRACIÓN COOPERATIVA

Estrategias de mejora de la integración cooperativa: asesoramiento para la integración en cooperativas de 2º grado y/o acuerdos intercooperativos.

La globalización de los mercados y el mayor incremento de la competencia hacen precisa una rápida y eficiente respuesta de las cooperativas. Sin embargo, éstas presentan dificultades para integración cooperativa.

Por tanto, se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas/SAT mediante el logro de que las cooperativas/SAT se incorporen a grupos cooperativos de segundo grado ya existentes y/o lograr nuevos acuerdos intercooperativos.

7-MEJORA DE LA I+D+I

Estrategias de mejora de la I+D+i: asesoramiento en ayudas para el desarrollo de proyectos de inversiones.

El crecimiento de la población mundial hace que sea necesario aumentar la productividad agrícola en un panorama de recursos limitados. Es por ello por lo que es necesario invertir en proyectos que permitan mejorar rendimientos, elevar los niveles de producción e incluso mejorar la sostenibilidad de los recursos naturales y el medio ambiente.

Sin embargo, el sector cooperativo agroalimentario tiene una serie de dificultades para el acceso a la realización de proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), así como escaso conocimiento de la política de ayudas para la diversificación y la innovación tecnológica.

Por tanto se pretende mejorar la competitividad de las cooperativas/SAT mediante la participación de cooperativas/SAT en convocatorias de ayudas de proyectos de inversiones en I+D+I.

Compartir noticia

Últimas noticias