Acciones solidarias para ayudar a las personas sin recursos

Las cooperativas agrarias participan en la donación de aceite de oliva para el Banco de Alimentos, Cáritas y Jesús Abandonado

Noticia completa La Verdad AQUÍ

Las cooperativas agrarias del sector de aceite de oliva asociadas a la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región (Fecoam), has colaborado durante las últimas semanas con diferentes organizaciones y entidades dedicadas a la atención de personas en riesgo de exclusión, como el Banco de Alimentos, Cáritas y Jesús Abandonado.

Así, las firmas Agra, Coamor, San Isidro, La Purísima, La Vega de Pliego y Frusemur, formaron parte de las empresas solidarias de la Primera Campaña Agrosolidarios Región de Murcia, organizada con este fin por la Consejería de Agricultura.

Desde Fecoam queremos estar al lado de las personas que lo necesitan, independientemente de que durante el resto del año tanto desde la Federación como las cooperativas en sus municipios seguimos aportando alimentos a las ONGs.

El presidente de Fecoam, Santiago Martínez, declaró durante la entrega que «las cooperativas agrícolas de la Región se diferencian en calidad, en buenas prácticas agrícolas y ambientales, en tecnología, en diversidad, en organización y en seguridad laboral».

 «Pero lo más importante es que, además de ser empresas que compiten en el mercado como cualquier otra, las cooperativas ofrecemos unos beneficios extra, como creación de empleo local, inversión en la propia Región, intercooperación, colaboración con programas de salud y alimentación».

Así, destacó que las cooperativas agrarias de la Región realizan “una labor social continuada con la aportación de productos de primera necesidad en cada uno de los cuarenta y cinco municipios” y remarcó que, a pesar de los problemas que afectan al sector agroalimentario, “ha sabido reinventarse y profesionalizarse en los años de crisis para seguir siendo competitivo”.

“Las cooperativas agrarias contribuyen a la creación y mantenimiento de miles de empleos y al crecimiento de la economía murciana y española, con un peso cada vez mayor en las exportaciones», aseguró Martínez.

Asimismo, como explicaron desde la Consejería, la campaña se impulsaba «como una forma de lograr que sientan que hay manos tendidas dispuestas a serles de ayuda, que no están solos, que hay una parte de la sociedad que piensa en ellos y siente con ellos. Más aún este año, cuando las circunstancias de pandemia sanitaria, y sus repercusiones económicas, han propiciado que se multipliquen las situaciones de necesidad, lo que hace más precisa nuestra disposición y generosidad».

El consejero, Antonio Luengo, agradeció el compromiso y la solidaridad de quienes participaron con sus productos.

Asimismo, estas empresas de Fecoam dedicadas a la producción de aceite de oliva, donaron cerca de 600 litros de aceite a Cáritas Región de Murcia.

Colaboración durante la Covid-19

Las cooperativas agrarias y ganaderas de la Región de Murcia, miembros de Fecoam, han trabajado de manera ininterrumpida desde que comenzó la pandemia de COVID-19.

Pero, además de mantener la producción para garantizar el abastecimiento de la población, las cooperativas murcianas han llevado a cabo acciones solidarias de apoyo a los municipios donde se ubican, así como donaciones y entregas de material sanitario y alimentos a organizaciones y colectivos desfavorecidos a causa de esta situación excepcional.

Así, en diferentes municipios de la Región, las cooperativas agrarias pusieron a disposición de las administraciones locales maquinarias para desinfección y transporte, realizando además donaciones de productos esenciales para ayudar a la recuperación y asistencia durante el confinamiento y los meses sucesivos.

Apoyo continuado

Fecoam cuenta a lo largo del año con acuerdos de colaboración continuada con entidades como la Fundación Jesús Abandonado, con quienes tienes un convenio de colaboración con el objetivo es ayudar a cubrir las necesidades básicas de personas en situación de vulnerabilidad social o en riesgo de estarlo, así como posibles puestos de trabajo en las cooperativas agrarias.

Como explicó Santiago Martínez el día de la firma del acuerdo, presidente de Fecoam, el acuerdo incluye también la posibilidad de realizar voluntariado corporativo en las diferentes instalaciones de Jesús Abandonado, así como la recogida de productos no perecederos o productos de higiene y limpieza.

Compartir noticia

Últimas noticias